Comentarios mas recientes

2011/05/06

LPG-Saben del problema

 Todos sabemos del problema de riesgo y violencia juvenil en las escuelas. LPG lo reportó y visualizó de manera impactante. Pero ¿saben cómo tratarlo? ¿Saben qué hacer? ¿Tienen estrategia?

Escrito por Sandra de Barraza.06 de Mayo.Tomado de La Prensa Gráfica.

srebarraza@gmail.com

El MINED tiene ubicados geográficamente los 800 centros que están en riesgo por la inseguridad e identifican los 100 más complicados. Así lo afirmó el ministro de Educación. Pero... estos 800 centros representan alrededor del 20% del total de centros. Pero... seguramente estos 800 centros escolares tienen matrícula mediana o grande porque están ubicados en área urbana y metropolitana y tienen un porcentaje significativo de la matrícula nacional.

Dijo el ministro que hay amenazas y extorsiones a los alumnos, a los padres y madres y a los maestros y que esto les obliga a cambiar de residencia y pedir traslado de lugar de trabajo.

Dijo que el MINED tiene su propia estrategia de seguridad escolar: hicieron estudios, reconocen que no es problema exclusivo de la escuela, han actualizado el programa Escuela Segura, han reclasificado los centros para registrar la relación con pandillas más que el nivel de peligrosidad. Proporcionan atención psicológica en los centros escolares. Dijo también que quieren sensibilizar y hacer un acuerdo nacional para aglutinar esfuerzos y superar las intervenciones puntuales.

Sensibilización y acuerdo sobre el problema de la inseguridad ya existe, en todo el país, en todos los sectores independientemente de su localización. Todos, absolutamente todos reconocemos que el principal problema que enfrentamos es precisamente el de inseguridad. No se necesita ocupar tiempo ni energía en la sensibilización ni convocatoria para concientizar sobre el significado de 340 homicidios durante el mes de abril. No se necesita convocar a ningún empresario para sensibilizarle sobre el impacto que la inseguridad tiene en sus costos y en su competitividad. No se necesita convocar ni a los maestros ni a los docentes para saber que viven y sienten diariamente la inseguridad. Y ¡no se necesita convocar a nadie para sensibilizarle sobre la necesidad de que las instituciones del Estado hagan con eficacia su trabajo!

Nadie puede ser insensible al significado que para una familia tiene el tener que sacar a los hijos de la escuela porque se tiene que empacar y buscar otro refugio para sobrevivir. Muchos sabemos lo que significa pedir y autorizar un traslado de docentes como alternativa para sobrevivir. En el primer caso es seguro que no se encuentra matrícula en ninguna otra escuela y en el segundo, seguramente los alumnos se quedan sin maestro el resto del año. Los afectados son los más vulnerables al riesgo y la inseguridad, la población en edad escolar.

¿Han capacitado a los maestros en manejo de riesgos y conflicto juvenil? ¿Son capaces los maestros de orientar, reorientar y fijar conductas positivas en los estudiantes? Me han contado que muchos se van por lo fácil: si se intuye que pueden tener relaciones con pandillas, los expulsan del centro escolar. Me han contado que tienen temor, que esto los paraliza, se vuelven indiferentes e insensibles, dejando hacer y dejando pasar mientras los que “deben resolver” el problema lo hacen.

Todos sabemos del problema de riesgo y violencia juvenil en las escuelas. LPG lo reportó y visualizó de manera impactante. Pero ¿saben cómo tratarlo? ¿Saben qué hacer? ¿Tienen estrategia?

¿Tienen un plan de intervención en las 800 escuelas? ¿Qué particularidades tiene el plan para la atención de las 100 escuelas más críticas? ¿Qué presupuesto se destina a cada centro? ¿Cómo intervienen los gobiernos locales? ¿Cómo controlan la efectividad de la intervención? Controlando la asistencia y reportándola a la Policía dijo el ministro. Y ¿qué hacen con esta información? Es la pregunta. Qué bueno que informan, pero ¿cambia la situación?

No se puede cambiar el estado de la educación por la inseguridad. No se puede cambiar el estado de la educación por el tiempo que tiene el actual gobierno. No se puede cambiar el estado de la educación porque no se tienen $175 millones para 22 proyectos de Escuela Inclusiva. Esto se concluye de la entrevista que LPG recientemente le hizo al titular del ramo. ¿Y entonces?

Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno es proyecto piloto en 22 escuelas. Una experiencia pequeña, que necesita una inversión millonaria para aprender, reflexionar y decidir si funciona o no. Pero ¿y la estrategia de intervención en las 4,500 escuelas que no están en el piloto?

En educación se necesita tiempo para lograr resultados y se tienen 36 meses para dar resultados positivos verificables. Si no hay estrategia ¿cuántos estudiantes se perderán?

Saben del problema

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.