Comentarios mas recientes

2011/05/09

EDH-Editorial-Llega la inversión cuando hay seguridad

 Los inversores de cualquier tamaño y en cualquier campo tienen la piel muy sensible y la nariz muy perceptiva: "huelen el miedo de la gente", detectan debilidades del cuerpo público, anticipan fracasos

10 de Mayo.Tomado de El Diario de Hoy.

 

Los inversores "están votando con los pies" al alejarse de El Salvador, que ha logrado pasar en muy poco tiempo de merecer el "grado de inversión" a situarse en último lugar entre todos los países iberoamericanos. Los potenciales inversores tienen más confianza en Honduras y en Nicaragua que en El Salvador.

Estar en el último lugar tiene un enorme peso, como cuando quedamos como el equipo de fútbol que más goles en su contra había recibido en un campeonato mundial, récord que se estima imposible de superar, equivalente al título de "Rey Feo" que hace años dispensaba la Alcaldía en las Fiestas Agostinas.

Abundan los motivos para habernos desplomado, comenzando por la sucesión de una cuestionable y negativa presidencia a una segunda más confusa en lo que respecta al rumbo que lleva. A ello se suma el ocupar un primer puesto mundial en el número de homicidios por habitante, la pobre capacidad de ejecución del gobierno y de los ministerios y dependencias públicas, el descontrolado nepotismo, el tener un gran puerto abandonado, el que una represa se hubiese partido en dos por mal diseño, el creciente deterioro de las calles y carreteras, el deterioro de los servicios públicos, principalmente los de salud…

También se agrega la inseguridad jurídica causada no sólo por las asombrosas sentencias en algunos tribunales, sino además por la pretensión de la Sala de lo Constitucional de cambiar la estructura política del país y con ello hacer peligrar el Orden Democrático, emitiendo fallos que parecen con dedicatoria.

Las inversiones no se hacen en el vacío, sino que, para ser exitosas, requieren de una infraestructura que funcione, seguridad jurídica, políticas claras y un discurso aceptable cuando se habla del sector productivo y el papel que desempeña en el desarrollo la libre iniciativa.

Es casi palpable el miedo de la gente

Puede preguntarse a guisa de ejemplo, cómo habrá inversión en servicios o productos relacionados con la salud, si el viceministro que ultrajó a los fabricantes de medicinas nunca se retractó y, lo más grave, no fue destituido por propagar falsedades.

Bajo esa luz, si el gobierno quiere motivar a los inversores, tanto nacionales como extranjeros, a invertir en proyectos aquí y no fuera, la señal más positiva sería la renovación sustancial del gabinete al cumplir su segundo aniversario. No vamos a cuestionar las buenas intenciones de los titulares de muchas carteras y de sus equipos de trabajo, sino su mediocre desempeño, reflejado precisamente en la tan deficiente capacidad de ejecución.

Los inversores de cualquier tamaño y en cualquier campo tienen la piel muy sensible y la nariz muy perceptiva: "huelen el miedo de la gente", detectan debilidades del cuerpo público, anticipan fracasos. Muchos dicen estar afligidos por la falta de proyectos realistas, por la no corrección de errores, por los abusos que se cometen con empresas que ya invirtieron y a las cuales les cambiaron, en forma unilateral, las condiciones de su original contrato.

No va a llegar inversión con la rigidez en las condiciones laborales impuestas por el Ministerio de Trabajo, que por añadidura se ha dado a la tarea de fomentar la creación de sindicatos.

La secretaria adjunta del FMLN, Violeta Menjívar, recientemente dijo en un evento en Chalatenango: "Cuba es un orgullo de América Latina en salud, en educación, en recreación, en deportes, en investigación científica, en seguridad alimentaria". De expresiones como éstas toman nota los empresarios salvadoreños.

elsalvador.com, Llega la inversión cuando hay seguridad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.