Comentarios mas recientes

2011/05/14

El Faro-FMLN propone reforma que reserva a partidos el poder de preelegir a diputados - ElFaro.net

El FMLN empujó este viernes una nueva propuesta de reforma al Código Electoral para adecuar la ley a la sentencia de la Corte sobre las candidaturas a diputados, pero mantiene el modelo de que los escaños legislativos se otorguen según el orden de la lista de candidatos que inscriban los partidos, que fue lo que declaró inconstitucional el máximo tribunal.

Gabriel Labrador Aragón.14 de Mayo. Tomado de El Faro.

 

El FMLN quiere asegurarse de que los candidatos a diputados favoritos de las cúpulas partidarias tengan mejores posibilidades de ser elegidos en 2012 respecto de aquellos que gocen de mayor simpatía de los votantes. Para eso, el partido de izquierdas presentó este viernes un pliego de propuestas de reformas al Código Electoral.

Hasta las 7 de la noche de este viernes, los diputados efemelenistas tenían planeado pedir al pleno que no se discutiera en sesión ordinaria de trabajo su proyecto, sino que se aprobara de forma expedita, aunque no estaban seguros de contar con suficientes votos, sobre todo después de que el presidente Mauricio Funes vetó en marzo pasado una pretendida reforma que no resolvía la inconstitucionalidad señalada por la Corte  Suprema de Justicia en julio de 2010.

El partido Arena adelantó que no acompañarían un decreto como este, con el argumento de que desoye abiertamente la sentencia de la Sala de lo Constitucional, que fue retomada el 24 de marzo por el presidente Mauricio Funes cuando vetó el primer decreto que se suponía adecuaba la ley a lo que establecía la sentencia. En aquella ocasión, el decreto fue apoyado por los diputados de Gana, PCN y PDC.

La nueva propuesta del FMLN permitirá que los candidatos que gocen de estar en los primeros puestos de la lista que proponga al Tribunal Supremo Electoral (TSE) no se molesten en buscar apoyo de los votantes porque, irremediablemente, obtendrían un aluvión de votos gracias a los que la bandera del partido es capaz de conseguir por sí misma.

Cualquier partido podrá colocar entre los primeros de la lista a los que considere indispensables.

En este escenario, un candidato que no esté dentro de los “elegidos”, tendría que esforzarse por superar los votos que los privilegiados obtengan y más aun, superarlos después de que ellos hayan recibido una porción de los votos que obtenga la bandera del partido.

La sentencia de la Corte Suprema de Justicia de julio pasado había ordenado al Legislativo establecer nuevas reglas para el desarrollo de las elecciones, tomando en cuenta las candidaturas no partidarias y las listas abiertas. En ese esquema, el sistema de elección debía ser directo y nominal, es decir, uno en el que los votantes pudieran elegir, mediante una fotografía, a la persona que mejor consideran para diputado.

El primer intento de los diputados fue vetado por Funes el 24 de marzo, quien enfatizaba la necesidad de garantizar a los electores que su voluntad debía trasladarse de manera inequívoca a la asignación de los puestos en el Estado. Este viernes, con su propuesta que entró al Legislativo mediante pieza de correspondencia, los efemelenistas insisten en unos puntos que siguen contradiciendo este enfoque.

Este nuevo decreto también podría ser vetado u observado por el presidente Funes, con lo cual las elecciones de 2012 cada vez estarían más cercas pero sin reglas del juego definidas.

El proceso para elegir a los diputados es complejo. Para ello, el sistema electoral propuesto por el FMLN, y que será discutido con el resto de fracciones legislativas para 2012, establece papeletas de votación en el que a parte de los candidatos partidarios están incluidas las candidaturas no partidarias, con lo cual, un votante podría marcar tres opciones: la bandera del partido, la fotografía del candidato partidario de su elección o un candidato no partidario.

En el caso de las candidaturas partidarias, una vez terminadas las votaciones, las mesas receptoras harán un primer conteo de votos en el que se sumarán los sufragios por la bandera del partido político y los que hayan votado por uno de sus candidatos (se permite cualquiera de las dos opciones) para así obtener la cantidad total de votos válidos para cada partido político. Vale decir que el voto por una fotografía beneficia al partido político que lo postula, así como el voto por dos o más candidatos de una lista partidaria.

La suma de esos de votos serán los votos válidos para el partido. Y ese monto de votos dividirá entre los candidatos (fotografías) conforme a la cantidad de escaños que haya ganado en la circunscripción (departamento) y para lo cual ya hay una fórmula establecida. La repartición beneficiará a los primeros en la lista propuesta por las cúpulas de los partidos porque tienen garantizado que recibirán votos producto de la repartición de los votos válidos del partido.

Los puestos en la Asamblea Legislativa los gana quien obtiene más votos.

Para saber quiénes son los que obtienen más votos en una elección legislativa, primero hay que saber a cuántos puestos tiene derecho un partido. Y esto se obtiene, primero, definiendo el “cociente electoral”. Este resulta de dividir la cantidad de votos válidos en toda la circunscripción (departamento) entre la cantidad de diputados que el Código Electoral tiene establecido para ella.

Por ejemplo, San Salvador. Su circunscripción, según el Código Electoral, es de 25 diputados y, y suponiendo que en ese departamento en esa elección hay 1,000,000 de votos válidos, el cociente electoral sería de 40,000. Todos los partidos políticos tendrán la cantidad de diputados como veces ese cociente electoral de 40,000 quepa en los votos válidos que haya logrado en ese departamento.

Una vez se sabe la cantidad de escaños a los que tiene derecho un partido, ¿cómo se sabe quiénes ocuparán esos puestos? La respuesta a esa pregunta ya la ha dado el FMLN con las propuestas presentadas este viernes, y lo que insinúa con ellas es que los privilegiados por la dirigencia partidaria tendrán ventaja sobre el resto de candidatos.

La propuesta del Frente dice que quienes ocuparán las curules queda definido en base a la preferencia con la que hayan salido en las elecciones. Al momento de votar, cada elector puede votar por una bandera, un candidato partidario o un candidato no partidario, o una mezcla de esas opciones. La única manera en que se anule un voto es cuando el elector marque dos o más candidatos partidarios de partidos distintos, o cuando marque dos o más candidatos no partidarios.

El asunto es que la cantidad de votos que obtengan los candidatos se verá modificada a partir de un proceso que los efemelenistas proponen y que, inevitablemente, beneficia a los candidatos que ocupen los primeros lugares en la lista propuesta, es decir, los que tengan el beneplácito de la cúpula partidaria.

El proyecto de decreto establece que una vez se sepa la cantidad de votos válidos que tenga un partido (suma de votos de candidatos partidarios y votos de bandera), esta cifra se dividirá entre el número correspondiente a la cantidad de escaños ganados por el partido.

En el ejemplo anterior, si un partido propone 25 candidatos para San Salvador, pero solo termina ganando 12 escaños, serán los primeros 12 de la lista propuesta por el partido los que recibirán los votos producto de la repartición de los votos válidos. Los restantes 13 no recibirán nada, y sus votos solo serán producto de los que hayan recibido individualmente, no así los primeros 12, quienes recibirán los sufragios que la gente dio a la bandera del partido.

Consultada al respecto, Jackeline Rivera, diputada del FMLN y miembro de la comisión de reformas electorales y constitucionales del parlamento, sostiene que la repartición de los votos válidos del partido debía hacerse así porque si se repartía entre todos los candidatos presentados, no habría ningún cambio. Según un documento que los efemelenistas anexaron al decreto, esto garantiza que el voto sea igualitario.

Norma Guevara, otra diputada y dirigente efemelenista, sostuvo en una entrevista con El Faro hace casi un mes  que la ciudadanía debía confiar que todos los candidatos son personas idóneas.

Para matizar la aparente ventaja con la que unos candidatos entrarán a la contienda frente a otros, el FMLN asegura en el documento anexo “más allá de ser un vehículo para que los ciudadanos accedan al poder, los partidos políticos hacen posible la democracia (…) y que está claro que los partidos reclutan y seleccionan cuadros, de cara a la formación y composición de los principales órganos del Estado”.

Esta forma de selección de diputados para que ocupen las curules se diferencia en poco de la propuesta que fue vetada por el presidente Funes el 24 de marzo, aunque para la diputada Guevara, esto sea un gran cambio. Esa propuesta establecía que esta repartición de los votos válidos de un partido solo ocurriría si los votos válidos de todos los candidatos partidarios superaba el 50% de los votos válidos del partido.

Para los magistrados constitucionalistas, el hecho de que se otorgue los escaños según el orden que disponen las direcciones de los partidos puede dar resultados que no reflejan la voluntad del electorado. Eso supone una violación al carácter libre del voto, garantizado por la Constitución.

Insisten en las listas incompletas

El FMLN propone que para las circunscripciones de 3 diputaciones se exija a los partidos presentar al menos dos candidaturas, mientras que para las circunscripciones de más de 3, se presente, al menos, el 50% de ellas.

Con esto, el partido cree que está respetando la posibilidad de que los salvadoreños elijan entre varias opciones. “El derecho de opción no está supeditado al número de candidatos que presente un partido político en una circunscripción electoral departamental determinada, sino a la diversidad de partidos políticos y candidatos no partidarios contendientes”, reza la explicación escrita del FMLN.

Sin embargo, la propuesta del FMLN también establece que si un votante marca dos candidatos partidarios, el voto correrá a favor del partido y no a favor de las fotografías marcadas.

FMLN propone reforma que reserva a partidos el poder de preelegir a diputados - ElFaro.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.