Comentarios mas recientes

2011/05/10

Co Latino-Sencillamente indignado | 10 de Mayo de 2011 | DiarioCoLatino.com - Más de un Siglo de Credibilidad

Alex Guevara.10 de Mayo. Tomado de Diario Co Latino.

Tremendamente triste e indignado amanecí este día domingo 08 de mayo, cuando se llevó a cabo el desalojo de vendedores en la calle en el sector justo donde yo vendo.

Infinidad de historias quedaron tiradas y resumidas a la simple decisión de un gobierno municipal y sus secuaces, con muy poco cerebro para captar la importancia que esas historias han jugado en el quehacer de este país desdichadamente sometido, sin pensar que fue ese sacrificio que desarrollaron muchas mujeres y hombres dispuestos a someterse a las inclemencias de la calle el que permitió que sus hijos e hijas lograran graduarse de bachilleres sembrando así una esperanza diferente para su futuro. Fue esa decisión de someterse a andar con los niños en hamacas improvisadas abajo de las carretas o acostarlos abajo de la mesa cuando dormían, aguantar sol y lluvia, soportar el hambre cuando se vendía poco, soportar las malas miradas, los insultos de quienes no ven nuestra función de vender en la calle como algo digno, las amenazas de quienes siempre quisieron obtener dinero fácil y el abuso y aprovechamiento de algunos seudo dirigentes que se han prestado a manipular con algunos partidos políticos a este sector con serias necesidades de sobrevivir la que a pesar de todo alejo a mucha gente del mal andar.

Ese sacrificio invaluable por quienes lo hemos vivido pero insignificante para otros, es el que ha permitido que este país se mantenga siempre con un valor agregado que en otras partes del mundo sobresale, aun sobre la labor que realizan los diputados, los jueces y otras entidades de función publica que deberían dar un grado de prestigio al buen trabajo y honradez que prevalece en el Salvadoreño común y corriente, es ese sacrificio el que hizo a muchos jóvenes entender que valía la pena esforzarse por lograr comprarse su propios zapatos y su propia ropa dándoles así un respiro al esfuerzo de sus padres.

Pero sin duda, hay una gran diferencia entre esta visión de sacrificio para lograr lo que se necesita y la visión de lograr lo que se quiere. Los pobres debemos trabajar duro y extraordinariamente para cubrir nuestras necesidades mas básicas y los ricos quieren poder para controlar la vida del pobre...

La verdad es que no hay lucha de clases, si no clases de lucha...
Pero lo que más me ha indignado es ese silencio generalizado al que parecen estar de acuerdo todos los seres que a diario veo se involucran en la vida de los Salvadoreños, me refiero a los medios de comunicación escritos y televisivos, a los diputados que dicen ser sensibles a los problemas del pueblo, a los jueces o abogados que crean que se está violando algún derecho fundamental al dejar sin trabajo a los vendedores, al señor secretario de la presidencia, al señor secretario de asuntos estratégicos, a la secretaria de inclusión social, al mismísimo señor PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, al pastor general de la iglesia católica, a los pastores de las diferentes iglesias evangélicas, y toda la sociedad en general, hasta cuando vamos a seguir callando siendo cómplices de lo que no se está haciendo bien en este país? Como es posible que cuando otros alcaldes del FMLN intentaron hacer este mismo proceso de ordenamiento éramos pobres vendedores, y ahora que lo hace uno de arena somos delincuentes o supuestos vendedores, acaso no se nota esa doble moral que mantienen siempre contra los mas débiles algunos medios de comunicación en este país.

Todos dicen estar de acuerdo en que haya orden en el centro capitalino, y ningún buen Salvadoreño debe oponerse a que su casa este ordenada, lo que sucede es que yo no puedo ordenar mi casa si eso significaría dejar afuera de ella a algún miembro de mi familia por el que yo estuviese dispuesto a dar lo mejor de mi para que él este bien, y esa es la razón por la que  el desalojo se convierte en una labor complicada que debe involucrar no solo a un alcalde y su equipo, cuyo objetivo es volver a ganar la alcaldía sino que a toda una sociedad educada, con conciencia y sensibilidad real por el prójimo. Basta ya de quedarnos callados por temor a perder nuestro trabajo y de someternos a órdenes que van en contra de nuestros principios, porque atentan contra nuestra dignidad y la posibilidad de ser libres para crecer en nuestro interior.

No somos unos pocos como dice el alcalde, y también es mentira que no nos está dejando sin trabajo, detrás de nuestra labor de venta en la calle está toda nuestra familia y terceras personas que también se benefician de esa labor, si han detectado que allí hay una serie de ilícitos porqué no empezaron corrigiendo lo más impropio, haciendo con la policía un trabajo que todos los ciudadanos agradecerían. Han golpeado a mujeres, niños y personas que al verles llegar decidieron rendirse y no fueron respetados mostrando cierto grado de cobardía contra los más indefensos, personalmente no quise estar presente porque siempre he dicho que el día que decida nuevamente enfrentarme a la injusticia  veré lo oscuro de una bolsa negra desde adentro.

Así es mi grado de indignación...
Reitero mi llamado a los señores jueces, abogados, pastores de las diferentes iglesias al pueblo en general y a los directores de los medios de comunicación, televisivos especialmente, para que nos permitan compartir nuestra verdad, recordemos que nuestro país es el país que se ha venido creando desde hace años y será en el futuro el país que nosotros creemos para nuestros seres queridos. 

No es el alcalde el que tiene la verdad absoluta aunque diga que solo aplica la ley, somos muchos los actores en juego para discutir esa verdad y no es la ley la que creó al hombre, fue el hombre el creador de la ley.
Pero no permitamos que sea aplicada solo a los desfavorecidos...

Sencillamente indignado | 10 de Mayo de 2011 | DiarioCoLatino.com - Más de un Siglo de Credibilidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.