Comentarios mas recientes

2011/05/09

Rebelion-Las misión humanitaria de la OTAN en Libia deja morir a 61 refugiados de hambre y sed

 Carlos Martínez.09 de Mayo.Tomado de Rebelion.

Rebelión/The Guardian

Por su interés traduzco una noticia publicada hoy por el perídico británico "The Guardian":
Decenas de inmigrantes africanos murieron en el Mediterráneo después que varias unidades militares de la OTAN hicieran caso omiso de sus gritos de auxilio. Una embarcación que transportaba a 72 personas, entre ellas mujeres, niños y refugiados políticos, se averió a finales de marzo después de salir de Trípoli hacia la isla italiana de Lampedusa. A pesar de su petición de socorro fue recibida por la guardia costera italiana, por un helicóptero militar y por un buque de guerra de la OTAN, ninguno de ellos intentaron rescatarlos.

Todos los náufragos murieron, excepto 11 de ellos, a causa de la sed y el hambre después de que su embarcación quedara a la deriva en alta mar durante durante 16 días. "Todas las mañanas nos despertábamos y encontrábamos más cadáveres, los que teníamos que tirar por la borda", dijo Abu Kurke, uno de los once sobrevivientes." "En los últimos días, no estábamos conscientes... rezábamos o agonizábamos."

El derecho marítimo internacional obliga a todos los buques, incluidas las unidades militares, a responder a las llamadas de socorro de embarcaciones cercanas y puedan ofrecer auxilio hasta donde sea posible. Activistas de defensa de los derechos de los refugiados los activistas han exigido una investigación sobre las muertes, mientras que el ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, ha pedido medido más estrictas de cooperación entre los buques comerciales y militares en el Mediterráneo en un esfuerzo por salvar vidas humanas.

The Guardian confirma que en esta embarcación de 72 inmigrantes que zarpó desde Trípoli el 25 de marzo, viajaban 47 etíopes, 7 nigerianos, 7 eritreos, 6 ghaneses y 5 inmigrantes sudaneses. Veinte eran mujeres y dos niños pequeños, uno de los cuales tan sólo de un año de edad. El barco navegaba a la isla italiana de Lampedusa, a 180 kilómetros al norte-oeste de la capital libia, pero después de 18 horas en el mar la pequeña embarcación empezó a tener en problemas y pérdida de combustible.

Los inmigrantes utilizan el teléfono del barco vía satélite para llamar a un contacto en Roma, que a su vez se puso en contacto con la guardia costera italiana. La ubicación del barco se redujo a 60 millas de Trípoli y los funcionarios de la guardia costera aseguraron que la alarma se había activado y que todas las autoridades competentes se habían alertado.

Rápidamente un helicóptero militar apareció sobre el barco. Los pilotos lanzaron botellas de agua y paquetes de galletas e indicaron a los pasajeros que deberían mantener su posición hasta que un barco de rescate llegara para rescatarles. El helicóptero voló, pero no llegó ningún barco de rescate.

Ningún país ha admitido el envío del helicóptero que se puso en contacto con los migrantes. Un portavoz de los guardacostas italianos, afirmó que : "Avisamos a Malta de que el buque se dirigía hacia su zona de búsqueda y rescate, y emitió una alerta ordenando a sus buques buscarlo, que les obligan a intentar un rescate." Las autoridades maltesas negaron haber tenido cualquier participación con el rescate.

Después de varias horas de espera, se hizo evidente para las personas a bordo que la ayuda no estaba en el camino. El buque tenía sólo 20 litros de combustible pero el capitán dijo a los pasajeros que Lampedusa estaba los suficientemente cerca para llegar. Fue un error fatal. Antes del 27 de marzo, el barco había perdido su posición, se quedan sin combustible y quedó a la deriva.

"Habíamos gastado el gasóleo, se había terminado la comida y el agua, se había terminado todo", dijo Kurke, de 24 años de edad, inmigrante que estaba huyendo de los conflictos étnicos en su país, la región de Oromia, en Etiopía. "Estábamos a la deriva en el mar, y el tiempo era muy peligroso." En algún momento, entre el 29 o 30 de marzo, el barco se acercó a un portaaviones de la OTAN - tan cerca que habría sido imposible no verlo. Según los sobrevivientes, dos aviones despegaron de la nave y volaron a baja altura sobre el barco, mientras que los refugiados estaban en la cubierta mostrando a dos bebés muertos de hambre. Pero a partir de ese momento, ninguna ayuda llegó. Tras pasar cerca de los portaaviones, el barco de los migrantes se alejó. Despojado de suministros, combustible o medio de contacto con el mundo exterior, comenzaron a sucumbir uno a uno los pasajeros a la sed y el hambre.

The Guardian ha realizado una amplia investigación para determinar la identidad de los portaaviones de la OTAN, y ha concluido que es probable que haya sido el buque francés Charles de Gaulle, que operaba en el Mediterráneo en esas fechas.

Las autoridades navales francesas negaron inicialmente que esa nave se encontrase en la región en ese momento. Después de haber tenido informes de prensa indicaron que esto era falso, un portavoz declinó hacer comentarios.

Un portavoz de la OTAN, que está coordinando la acción militar en Libia, dijo que no había registrado ninguna señal de socorro del barco y no tenía registros del incidente. "Las ynidades de la OTAN son plenamente conscientes de sus responsabilidades en relación con el derecho marítimo internacional en materia de seguridad de la vida en el mar", dijo un funcionario. "Barcos de la OTAN va a responder a todas las llamadas de socorro en el mar y siempre ofrecen ayuda cuando sea necesario. Salvar vidas es una prioridad para cualquier barcos de la OTAN."

Para la mayoría de los migrantes, el fracaso de la nave la OTAN para montar cualquier intento de rescate resultó fatal. En los siguientes 10 días, casi todos a bordo murieron. "Hemos guardado una botella de agua lanzada desde el helicóptero para los dos bebés, y se mantuvo la alimentación de ellos, incluso después de que sus padres murieran", dijo Kurke, que sobrevivió bebiendo su propia orina y comer dos tubos de pasta de dientes. "Pero después de dos días, los bebés murieron, porque eran muy pequeños."

El 10 de abril, el barco quedó varado en una playa de la ciudad libia de Zlitan cerca de Misrata. De los 72 inmigrantes que habían embarcado en Trípoli, sólo quedaban 11 vivos, y uno de ellos murió casi inmediatamente en la costa. Otro sobreviviente murió poco después en la cárcel, después de que las tropas Gaddafi fuerzas arrestaran a los migrantes y los detuvieran durante cuatro días.

A pesar de lo traumático de su intento, los inmigrantes - que se esconden en la casa de un etíope en la capital libia - están dispuestos a hacer frente al Mediterráneo de nuevo si eso significa llegar a Europa y la obtención de asilo.

Rebelion. Las misión humanitaria de la OTAN en Libia deja morir a 61 refugiados de hambre y sed

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.