Comentarios mas recientes

2011/05/09

EDH-Las importaciones paralelas, el gas y las medicinas

 Comentando Sería bueno examinar económica y jurídicamente la viabilidad de beneficiarnos de las importaciones paralelas de medicamentos

Javier Tobar Rodríguez.10 de Mayo.Tomado de El Diario de Hoy.

 

En el contexto mundial de la globalización, los tratados de Libre Comercio y la integración entre países, surge la oportunidad de satisfacer las necesidades económicas y sociales, mediante la obtención de productos y servicios, los cuales eran de difícil acceso en virtud de las barreras arancelarias y de otra naturaleza.

Actualmente, se ha dicho en los periódicos que la dificultad del acceso a los medicamentos en El Salvador, ocurre por los elevados precios que imponen los distribuidores, los titulares de las patentes y de marcas de fábrica o de comercio, etc. Que los precios de aquéllos son más baratos en otros países centroamericanos.

Países como el nuestro, netamente importadores de ciertos productos, tienen acceso a los mismos a través de las importaciones. Sin embargo, hay ciertas mercancías y servicios que están destinados por los fabricantes, comerciantes y distribuidores a circular en determinados territorios o países. Ellos confeccionan estrategias de mercado, como el establecimiento de redes oficiales de distribución, para asegurar que la inversión en su fabricación y comercialización sea redituable mediante el control del suministro al público consumidor. Así encontramos que en un país un producto es más barato que en otro.

El abaratamiento de los productos o servicios también ocurre cuando el Estado subsidia su producción o prestación. Este medio estatal facilita a los ciudadanos la obtención de insumos básicos para subsistir. El subsidio al gas y al transporte público son ejemplos muy sonados en estos días. Sin embargo, en ocasiones el subsidio genera distorsión en el mercado interno y en el extranjero.

Al respecto, el gobierno del Presidente Funes señaló a manera de problema el flujo irregular de cilindros de gas subsidiado hacia Honduras. Desconozco el motivo por el cual se permitía la venta de los cilindros de gas subsidiado en las hermanas tierras centroamericanas o si su transacción era fruto del contrabando. Sin embargo, cabe la posibilidad que un número significativo de los mismos haya sido importado paralelamente.

Al respecto, la importación paralela, conocida como "comercio paralelo" o "comercio gris", son aquéllas ejecutadas por comerciantes o importadores que no pertenecen a la red oficial de distribución de una mercadería o servicio, por cuyas operaciones ingresan los productos al territorio de un país para comercializarlos a un precio más elevado comparado al ofertado en el país donde los obtuvieron, donde son vendidos por el titular de la marca o por un tercero con su consentimiento.

Esto provoca que el producto sea revendido por un empresario independiente y por ende no condicionado a las restricciones y márgenes de ganancias impuestas por dicha red, generando una competencia de precios entre tal empresario y el titular de la marca o patente. Al respecto, si la Asamblea Legislativa mediante ley autoriza a que el Instituto del Seguro Social o cualquier persona ajena a las redes oficiales de distribución puedan importar medicamentos a nuestro país, es posible que este mecanismo contribuya a disminuir su precio.

En la Unión Europea ha sido autorizada la importación paralela de medicamentos, para asegurar la competencia en su comercialización, cuidándose de buscar un punto de equilibrio en relación a los derechos de marca que figuran en los fármacos.

Como vemos el gas subsidiado generó distorsión en el mercado hondureño y quizá en el guatemalteco, pero probablemente benefició a esa población extranjera, pero nos perjudicó e incluso pudimos haber corrido el peligro de un desabastecimiento en nuestro mercado. Sería bueno examinar económica y jurídicamente la viabilidad de beneficiarnos de las importaciones paralelas de medicamentos, a fin de procurar una solución efectiva y asequible para nuestros ciudadanos.

El examen de esta posibilidad debería ser conjunto, desde el ámbito comunitario centroamericano, no sólo porque unidos seamos más fuertes, sino porque es la primera vez en la historia reciente que el comercio transnacional incide tan profundamente en el derecho contractual interno. Debemos aprender a nadar en estas aguas.

elsalvador.com, Las importaciones paralelas, el gas y las medicinas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.