Comentarios mas recientes

2011/05/05

Contra Punto-Funes vuelve a utilizar a ARENA de paraguas - Noticias de El Salvador - ContraPunto - Noticias de El Salvador - ContraPunto

 El presidente se defiende ante el alza de precios y ataca a los anteriores gobiernos por destruir el tejido productivo agrícola

Redacción ContraPunto.05 de Mayo. Tomado de Contra Punto.

SAN SALVADOR – Los precios de los alimentos y de los combustibles suben a nivel internacional, es decir, fuera de las fronteras de El Salvador, y al ser éste un país meramente importador, está indefenso ante esos aumentos, que afectan más a quien menos tiene.

Esta situación no es nueva. Sobre todo en el caso de los alimentos, es producto de años de políticas que han llevado a desestructurar el tejido productivo del país y que han convertido la economía en un reino de mercaderes, importadores y comerciantes, basada en el consumo desenfrenado que empujan los miles de millones de dólares que anualmente envían los hermanos lejanos.

Un sistema perverso, que ahora que suben los precios está golpeando a la población y que el gobierno ha intentado paliar con medidas anunciadas la semana pasada. Éstas van desde el cortísimo plazo, algunas ya están en marcha, hasta el medio y largo plazo.

Sin embargo, al ser preguntado por periodistas, el presidente Mauricio Funes atacó frontalmente al partido que gobernó hasta 2009, Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), y le responsabilizó directamente de la situación.

“Los gobiernos de ARENA son los responsables de la destrucción del agro salvadoreño, son los responsables de si no hay alimentos en la mesa de los hogares más pobres del país; no soy yo el responsable”, declaró el jefe del Ejecutivo.

Funes preside el país desde junio de 2009, y desde entonces ha utilizado este argumento en numerosas ocasiones.

A casi dos años de administración, es innegable el esfuerzo de su gobierno y la magnitud de los problemas que enfrenta. No obstante, a medida que pasa el tiempo se va terminando la vigencia de tales justificaciones.

Medidas paliativas

El Ministerio de Economía ya ha anunciado que para este mes de mayo el subsidio al gas se incrementa de los 8,50 dólares a los 9,10 para amortiguar la subida del precio de venta al público, que es aun algo mayor que ese incremento del subsidio.

A ello hay que añadir que los comedores no residenciales continúan fuera de los beneficiarios y hoy pagan el gas a más del triple de precio que hace tres meses. Además, los que sí están incluidos solo se benefician de subsidio para tres tambos, con lo cual no llegan a cubrir un tercio de su gasto medio.

En este sentido, Funes desvió la responsabilidad hacia la Asamblea Legislativa, pues afirmó que el gobierno ya ha presentado a los diputados una propuesta de reforma al decreto para incluir a todos los comedores en el subsidio y son ellos quienes tienen que aprobarlo.

Además, Funes afirmó que él mismo se había dado cuenta de que los comedores se estaban quedando fuera del subsidio y que fue él quien dio la orden de proponer incluirlos.

“Cuando yo me doy cuenta que los comedores populares se estaban quedando afuera (…) inmediatamente le doy la  instrucción al ministro (de Economía) que los incluya. Pero eso pasa por una aprobación de la Asamblea Legislativa y por eso es que enviamos la reforma al decreto”.

Más bien parece que esa decisión se podía haber tomado antes de reformar todo el sistema de subsidio, pues cae por su propio peso el impacto que supone dejar de subsidiar el gas a todos esos negocios, muchos de ellos de subsistencia.

Por otra parte, el precio de los combustibles sigue subiendo a nivel internacional, por lo que el gobierno decidió  dejar de aplicarle un impuesto que supone entre 15 y 17 centavos de su precio. Esta medida es temporal, sólo durará hasta final de año y costará al Estado alrededor de 18 millones de dólares.

Además, se ha ampliado el plazo para calcular el precio de referencia, lo que ha rebajado otros seis o siete centavos el precio de las gasolinas.

Esas son medidas de cortísimo plazo que ya están en marcha y que palian de forma muy somera la situación. 

En el caso de la gasolina, si continúa subiendo al ritmo de las últimas semanas, dentro de un mes volverá  a estar al mismo precio que estaba la semana anterior.

En el caso de los alimentos, la medida de corto plazo que se ha adoptado es que supone el Ministerio de Agricultura y Ganadería comenzará a introducir frijol en el mercado a un precio de 0,75 dólares.

En el medio y largo plazo, se ha aumentado el monto de los créditos puestos a disposición de los agricultores por parte del Banco de Fomento Agropecuario. Ha pasado de 20 millones de dólares a 40 millones.

“¿Cuál es la solución estructural en el caso de los alimentos? Invertir en la producción, que es lo que estamos haciendo. Pero esa es una solución de mediana y largo plazo, no va a producir efectos inmediatos, pero es lo que estamos haciendo. ¿Y por qué lo estamos haciendo? Porque  nadie lo hizo anteriormente”, dijo Funes nuevamente en referencia a los gobiernos de ARENA.

Por otra parte, también la semana pasada se anunciaba un aumento del salario mínimo de un ocho por ciento para los empleados del sector público, una medida consensuada entre gobierno, empresa privada y sectores sindicales que fue calificada de insuficiente por el propio secretario técnico de la Presidencia, Alexander Segovia.

Se necesita más audacia

La directora del Centro de Defensa del Consumidor, Nayda Medrano, analiza estas medidas desde un punto de vista más profundo, mirando de frente a la situación del país.

El Salvador, señala el CDC, tiene a algo más del 40 por ciento de su población en la pobreza, por lo que es imprescindible que el Estado enfoque su política pública a solventar las causas estructurales de esa situación.

Por otra parte, viendo cómo evolucionan los precios y los salarios, las personas que en El Salvador cobran un salario mínimo no llegan a cubrir el precio de la canasta básica alimentaria.

En la zona urbana, desde enero de 2010, la canasta básica se ha incrementado más de 16 dólares, y en la zona rural más de 21 dólares, según el análisis del CDC.

Así, en la zona rural, con el salario mínimo que queda tras la subida anunciada, que supera por poco los 100 dólares, aun faltan más de 32 dólares para cubrir el costo de la canasta básica alimentaria.

Por tanto, Medrano apunta que las medidas del gobierno deben enfocarse a resolver esta situación estructural. Por ello, señala que aunque estas medidas son positivas, pues en algo ayudan a paliar la realidad de las familias pobres, se deberían haber tomado al menos hace un año.

“Son medidas tardías, deberían haber sido las primeras que se aplicaran hace al menos un año. Estamos esperando un Estado más audaz”, indica la directora del CDC.

En cuanto a la ampliación del dinero disponible para la concesión de créditos agrícolas, Medrano la considera la más acertada, pero también opone algunas dudas.

Considera que se debe explicar cómo va a ser distribuido ese dinero, si sólo va a ser “entregado a cooperativas a través de insumos para la producción, o si va a haber una inversión en tecnología apropiada, en un proceso de acompañamiento desde la experticia que debe de existir, para tener entonces planificación productiva en concepto de soberanía alimentaria, que es lo que no existe”.

Finalmente Medrano advierte de que el futuro es poco halagüeño, pues se espera que los precios sigan subiendo y se profundizará la crisis alimentaria, tal y como ha anunciado la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO).

Ello, dice, obliga al gobierno a reformar la política pública más allá de lo paliativo y vuelve a insistir en la necesidad de ser más audaz.

“No dudamos que este gobierno tiene la intención certera de querer impactar en lo social, pero no llega a la decisión audaz, queda un poco en la timidez”, señala Medrano.

Sin embargo, el presidente seguía mirando atrás.

“Cuando yo escucho a algunos analistas económicos a sueldo de la fracción de ARENA, cuando escucho a diputados de ARENA, cuando escucho  a políticos de ARENA, me da la impresión de que padecen de una amnesia crónica. Como que si la historia económica y política del país comenzó a partir del primero de junio del 2009 y antes no se hizo nada, como que si todo comenzó a partir de mi gobierno, antes no habían criminales, antes no habían  delincuentes, antes no habían; antes teníamos una producción plena de fríjol, maíz, maicillo, leche; antes éramos productores de petróleo y a partir del primero  de junio del 2009, entonces los problemas son generados por este gobierno”, continuaba su letanía.

Funes vuelve a utilizar a ARENA de paraguas - Noticias de El Salvador - ContraPunto - Noticias de El Salvador - ContraPunto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.