Comentarios mas recientes

2011/05/03

LPG-Partidos políticos en agonía

 Escrito por Claudio M. de Rosa.04 de Mayo.Tomado de La Prensa Gráfica.

Lo importante es no descuidarse de los aprovechados, que de manera hipócrita lamentan lo que están viviendo estos dos partidos, aunque ya están sacando cuentas cómo obtener ventajas políticas. Esto también es una inmoralidad...

La piedra angular de una sociedad respetuosa y organizada reside en el cabal cumplimiento de la institucionalidad. Esto conlleva que nadie debe estar sobre las leyes, algo que lamentablemente no se cumple “a cabalidad”, partiendo desde las más altas esferas de Gobierno. Nuevamente la Sala de lo Constitucional ha puesto en jaque la institucionalidad política al demandar que el Tribunal Supremo Electoral cancele al Partido Demócrata Cristiano y al Partido de Conciliación Nacional, por no haber obtenido el porcentaje mínimo de votos en las elecciones presidenciales de 2004. Aunque, ambos partidos señalan que se ampararon ante la Corte en 2005, lo que les permitió seguir con vida.

La Constitución (art. 85) define el Gobierno como “republicano, democrático y representativo” y al sistema político como “pluralista”, que “se expresa por medio de los partidos políticos... el único instrumento para el ejercicio de la representación del pueblo dentro del Gobierno”. Además, dice: “La existencia de un partido único oficial es incompatible con el sistema democrático y con la forma de gobierno establecidos en esta Constitución”. Por tanto, es deber de todo ciudadano defender el pluralismo, porque además de ser un mandato constitucional es uno de los baluartes de la democracia representativa.

Lamentablemente, en el ejercicio de representatividad de los partidos políticos, en diversos casos, han causado desprestigio y molestia ciudadana ante acciones que se han visto como oportunistas y/o corruptas. Esto ha causado que la opinión pública, en situaciones donde corren peligro de desaparecer como partidos políticos, no haya ningún disgusto generalizado entre los ciudadanos. Quizás esta es una lección que debieran considerar todos los partidos, para siempre actuar en pleno respeto al espíritu democrático.

Si la decisión del Tribunal Supremo Electoral, cumpliendo lo dispuesto por la Sala de lo Constitucional, es que se disuelvan estos dos partidos, se debe cumplir apegado a derecho. Luego, estos partidos deben ver cómo volver a participar en las elecciones, cumpliendo con las firmas requeridas, aunque se busque adicionalmente algún mecanismo, para que puedan mantener sus nombres, símbolos e identidades partidarias. Aunque a muchos les desagrade esto, no se debe cerrar los espacios a alrededor del 15% de los electores que votaron por ellos en la última elección de diputados.

Lo importante es no descuidarse de los aprovechados, que de manera hipócrita lamentan lo que están viviendo estos dos partidos, aunque ya están sacando cuentas cómo obtener ventajas políticas. Esto también es una inmoralidad, porque su accionar no resulta del espíritu de cumplimiento de las leyes sino de la “conveniencia”, algo que todos saben es una triste realidad. Además, están los riesgos de jugar a componendas para afianzarse en el poder a cualquier costa, lo que no es una historia desconocida en Latinoamérica en estos tiempos.

Vivimos una nueva lección para la Asamblea Legislativa: en sus acciones debe siempre apegarse a los fundamentos que sostienen la seguridad jurídica y medir las consecuencias que tiene la legislación que ella aprueba. Paolo Lüers dice que siempre se debe estar “al lado de lo correcto”: tan fácil aunque para muchos difícil de entender.

Un último mensaje: la Asamblea Legislativa debe tener mucho cuidado con jugar con la otra Resolución de la Sala de lo Constitucional que declaró inconstitucionales varios artículos del Código Electoral, porque si tratan de darle vuelta al derecho que los ciudadanos elijan de forma “directa” a sus representantes y buscan ser “vivos” y manipular el número de candidatos inscritos por debajo del total de candidatos a elegir, para mantener inmoralmente la decisión en manos de las cúpulas de los partidos, de seguro seguirán teniendo problemas.

Partidos políticos en agonía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.