Comentarios mas recientes

2011/05/03

EDH-Salario mínimo y la eficiencia del mercado

 Ricardo Esmahan.03 de Mayo.Tomado de El Diario de Hoy.

Gobierno, empresa privada y representantes de trabajadores acordaron incrementar en 8% el salario mínimo, lo que implica que para el agro el salario mínimo será de $104.97; el comercio, $224.29; la industria,$219.40 y el sector textil $187.68.

El acuerdo establece que en la medida que haya más empleos e ingresos se revisará nuevamente este salario. Por su parte la empresa privada, tomando en cuenta la preocupación de que la medida impacte en los precios de la canasta básica, manifestó que se esforzará en no trasladar el incremento de este costo a los consumidores.

Por su parte los representantes de los trabajadores apoyaron opciones que toman en cuenta las realidades de las empresas, especialmente de la pequeña y mediana, que son las que más empleo generan. Una visión acertada, ya que fijar un precio obligado por arriba de lo que el mercado está dispuesto a pagar, sólo generaría escasez, que en el mercado laboral se denomina desempleo.

Es de considerar que este año, al igual que el 2008, ha estado marcado por las fuertes presiones inflacionarias a nivel mundial, las alzas en los precios del petróleo y los alimentos golpean con fuerza a la población en todo el planeta y de manera más cruel en países en vías de desarrollo, que reportaron incrementos en sus índices de pobreza y retrocesos en sus indicadores sociales.

El Salvador no escapa a esta realidad y al igual que el resto de las economías de la región su población está sufriendo con el encarecimiento del costo de la vida.

La productividad es la base para el cálculo de la remuneración de todo trabajador; sin embargo, para el caso del salario mínimo, la Constitución prevé que se atenderá sobre todo el criterio de costo de la vida, así como otros criterios, entre ellos el índole de la labor, los diferentes sistemas de remuneración y las distintas zonas de producción.

Estos ajustes deben ser acompañados de medidas que mejoren la productividad y eficiencia del trabajador, con estímulos para que la producción se incremente y se mantengan los niveles de rentabilidad actual en las unidades productivas. Por ello, sectores como el agrícola y el textil proponen que al contratar mano de obra por hora se permita la flexibilidad para que el patrono y trabajador puedan pactar de mutuo acuerdo el monto del salario a pagar por hora de trabajo efectivo.

Por lo anterior, es importante trabajar no sólo en buscar entendimientos entre los sectores involucrados, sino también generar información que dé transparencia al mercado y facilite la toma de decisiones a los agentes económicos. Se debe trabajar más en este sentido, ya que El Salvador todavía aparece como un país relativamente caro en una serie de productos, sobre todo alimentos, que son muy importantes dentro de la canasta básica.

También no debe subestimarse la actitud del consumidor para el adecuado funcionamiento del mercado, y como ejemplo, se denotan cambios en patrones de consumo de los hogares, que se traducen en menor demanda de gasolina, lo que evidencia que todavía tenemos margen de maniobra. Y finalmente, los sectores productivos deben mejorar la eficiencia de la cadena de producción y comercialización, a fin de ofrecer precios más competitivos.

Interesantes son los resultados de un estudio de la Defensoría del Consumidor, que destaca que los mercados populares son 9.4% más baratos que los supermercados, en granos básicos y azúcar; 43.9% más baratos en frutas y verduras, y 15.7% en huevos y carnes. Esta es información valiosa y práctica para los consumidores. La mayoría de los negocios hacen lo que pueden por sobrevivir, conscientes de que la crisis económica global es una realidad.

elsalvador.com, Salario mínimo y la eficiencia del mercado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.