Comentarios mas recientes

2011/05/02

EDH-Líder más influyente contra el comunismo, Juan Pablo II

 Evangelina del Pilar de Sol.02 de Mayo.Tomado de El Diario de Hoy.

El líder mundial más influyente del Siglo XX contra el comunismo fue Juan Pablo II, en su papel preponderante para erradicarlo de su natal Polonia y Europa. Habiéndolo sufrido personalmente, fue símbolo en la lucha contra la expansión del marxismo por Latinoamérica, combatiendo firmemente la Teología de la Liberación de algunos sacerdotes, inclinada al marxismo. No obstante, condenó también el ala más severa del catolicismo, excomulgando a monseñor Lefebvre, y desautorizando su movimiento.

Extraordinariamente inteligente, filósofo, teólogo, escritor, dramaturgo, deportista, poeta, músico, podía hablar italiano, francés, inglés, alemán, español, portugués, ruso, húngaro, croata, checo, lituano, griego, latín, esperanto, entendía japonés y dialectos indígenas.

Entre sus más destacadas luchas estuvo su férrea defensa de la moral sexual dictada por Dios en los Mandamientos y la defensa de la vida humana y la familia, condenando el aborto, la contracepción y unión homosexual.

Escribió extenso documento dedicado al misterio de la mujer y su eterna dignidad, describiéndola como maravilla de Dios.

Pronunciándose contra el capitalismo liberal, su batalla contra las desigualdades fue decisiva, impulsando la justicia social y la defensa de la dignidad de la persona y los derechos humanos, evangelizando para renovar nuestra fidelidad a Jesús y su mensaje de amor universal hacia los marginados y desfavorecidos.

Reprobó enérgicamente la guerra, habiendo llegado al convencimiento que la única manera de salvar de las guerras al mundo, es salvarlo del ateísmo comunista.

Destaca poderosamente el encuentro con el último presidente de la URSS, Mijail Gorbachov en diciembre de 1989, cuando éste dijo a Raisa, su esposa: "Juan Pablo II es la autoridad moral más importante del mundo". El entendimiento entre ambos construyó el camino hacia la caída del comunismo allí y resto de Europa.

Wojciech Jarulzelski, último presidente comunista polaco dijo: "La visita de Juan Pablo II a Polonia, detonó el principio de los cambios".

El presidente del Parlamento Europeo, el socialista Josep Borrell, comentó: "Él imponía respeto por su claridad de opiniones y esfuerzos a favor de la justicia, la paz, respeto a la dignidad y respetos humanos".

Ayer, 1° de mayo, Juan Pablo II fue beatificado, después de su intercesión en milagros (necesarios para una beatificación) de curaciones comprobadas, científicamente inexplicables, como las de un niño polaco con cáncer terminal que oró frente a su tumba, sanando inmediatamente, y de una monja por Parkinson.

Es trascendental su beatificación en mayo, por haber sido el 13 la primera aparición de la Virgen en Fátima, quien en 1917 profetizó la expansión mundial del comunismo, cuando esta desconocida doctrina --(entonces)-- apenas nacía, y hacía solamente tres meses que comenzara a afianzarse en Rusia --(febrero 1917)--, con la revolución bolchevique --("comunista-marxista-extremista"---, habiendo finalizado en octubre/noviembre de 1917 con sangrienta guerra, al entronizarse Lenin en el poder. Coincidentemente, la última aparición de María fue en octubre 13 de 1917, como indudable clara alusión a sus mensajes contra el comunismo: "Rusia esparcirá sus errores por el mundo, pero por fin mi corazón inmaculado vencerá", "si la humanidad no se convierte, vendrá un castigo. Pero la justicia llegará para rescatar a aquellos que se mantienen en la fe. La oración vencerá al mal". Para constatar sus apariciones, la Virgen anuncia un gran milagro para ese mes.

Según aparece en los anales de la historia, llegaron a Fátima 70,000 espectadores --aún escépticos, periodistas y "libre pensadores"-- (buscar en cualquier enciclopedia). El milagro del sol ocurre, dejando a todos estupefactos. El periodista Avelino Almeida, del periódico liberal-anticlerical, "O Seculo, repetía incrédulo reiteradamente: "yo lo he visto, lo he visto".

Otro acontecimiento peculiar fue el 13 de mayo de 1981, en la celebración en el Vaticano de tales apariciones, cuando sucediera el atentado mortal contra el Santo Padre. Él declaró convencido que la intercesión de la Virgen le salvó la vida.

Indudablemente Dios lo necesitaba más tiempo aquí para consolidar su misión, especialmente contra el diabólico comunismo-ateo, eje del mal.

Rechacemos éste como a sus representantes, presidentes dictadores totalitarios latinoamericanos.

elsalvador.com, Líder más influyente contra el comunismo, Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.