Comentarios mas recientes

2011/05/04

Co Latino-No son 4 personas, sino el pueblo quien enterró en el 2004 al PCN y el PDC | 04 de Mayo de 2011 | DiarioCoLatino.com - Más de un Siglo de Credibilidad

 Carlos Girón S.04 de mayo.Tomado de Diario Co Latino.

Cerca o más del millón de ciudadanos, no sólo “cuatro gatos”, fueron los que ignoraron y desconocieron a los partidos PCN y PDC en las elecciones presidenciales del año 2004, al no votar por ellos por no ser de sus simpatías y aprobación, debido a lo cual no alcanzaron ni el mínimo del porcentaje total de la votación requerido por la ley electoral, para que pudieran seguir vigentes.

El nefasto PCN obtuvo apenas 61 mil 781 votos, equivalentes al 2.7% de los mismos, y el PDC, en alianza con el CDU, 88 mil 737 votos, lo cual automáticamente los eliminó del espectro de los partidos políticos.

Ante tal bochorno, en una de sus características maniobras y con pasmosa rapidez, los interfectos se aplicaron ellos mismos un balón de oxígeno con el decreto 586 que artificialmente los volvió a la vida. Tal decreto fue denunciado en 2005 por la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) al presentar ante la Corte Suprema de Justicia una demanda de inconstitucionalidad de dicho decreto. A saber por qué, la demanda fue admitida en la Corte hasta hace dos años. Vale señalar que FESPAD viene realizando desde hace varios años una excelente y encomiable labor al preocuparse por que se haga justicia en todos aquellos casos que lo ameritan, pero que son retardados o engavetados.
Con la plausible diligencia con que está trabajando, empeñada en evacuar una montaña de expedientes heredada como mora judicial, la actual Sala de lo Constitucional emitió el 29 de abril pasado una sentencia ordenando al Tribunal Supremo Electoral cancelar a los susodichos partidos, como deberían estar desde el día siguiente de aquellas elecciones del 2004. La sentencia fue firmada por los doctores Florentín Meléndez, José Belarmino Jaimes, Sydney Blanco y Rodolfo González, abogados probos, ejemplares, timbre y orgullo del Foro Salvadoreño, de los que por cierto no abundan, pese a las frondosas cosechas que año con año dan nuestras universidades. Raro y curioso es que el quinto Magistrado de dicha Sala, Néstor Castaneda, no haya tenido el valor de estampar su rúbrica apoyando la sentencia. No es la primera vez que lo hace y se echa a un lado dejando solos a los 4 Mosqueteros con sus lustrosas espadas empeñados en defender los más caros intereses de un pueblo que a veces se cansa de esperar y clamar por  que impere la justicia por igual, aplicándola a todo el que infrinja y pisotee la ley, precisamente como lo están haciendo los 4 Magistrados.

Ante eso, uno de los pecenistas más conspicuos y repulsivos sale con la sinvergüenzada de que son “nada más cuatro personas”, las que quieren “apabullarlos”. Lo cierto es que el PCN y el PDC no sólo han sido apabullados sino aplastados, regresándolos al sepulcro, donde el pueblo los enterró en el 2004 y de donde con sinvergüenzadas leguleyescas los exhumaron para que sus dirigentes siguieran con lo mismo: con sus sinvergüenzadas, de las que se enorgullecen haber cometido durante 50 años.

Cuando la pronta exhumación de los cadáveres, ¿quiénes —recordemos— lo hicieron con el vergonzoso e inconstitucional decreto 586? Lo hicieron los otros de la derecha, quienes sabían que faltando aquéllos no tendrían cómo enfrentar la creciente fuerza de la izquierda que poco a poco iba ocupando posiciones para sacar del poder a los areneros, como finalmente sucedió, al menos del Ejecutivo, lo que ya era un gran paso.

Ahora también los necesitarán en su pretensión de recuperar lo perdido –a sabiendas, eso sí, de que a estas alturas se han vuelto tan impopulares como sus aliados en aquellos momentos. Por eso han reaccionado preparándose para maniobrar y meter reformas a la ley electoral para poder participar en las elecciones de gobiernos municipales y diputados a la Asamblea Legislativa el próximo año. El presidente de este Órgano del Estado, Sigfrido Reyes, se ha apresurado a decir que no se prestará para manejos en ese sentido.

Por el momento, el pueblo está agradecido y reconoce la sabiduría y el valor de los 4 Mosqueteros de la Sala de lo Constitucional, al volver por los fueros de la legalidad y la decencia en el ámbito cívico-político, mancilladas impunemente por anteriores Magistrados acomodaticios al servicio de intereses ajenos y no los de todos los salvadoreños, y por diputados que no tienen el menor sentimiento de Patria, como lo tienen los honorables doctores Florentín Meléndez, José Belarmino Jaimes, Sydney Blanco y Rodolfo González, quienes desde ya se han ganado un honroso sitial en la historia de nuestro país. Quitémonos el sombrero ante ellos y dejemos que a Castaneda lo juzgue la misma historia.

No son 4 personas, sino el pueblo quien enterró en el 2004 al PCN y el PDC | 04 de Mayo de 2011 | DiarioCoLatino.com - Más de un Siglo de Credibilidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.