Comentarios mas recientes

2011/04/11

LPG-Institucionalidad corroída y ¿por colapsar?

¿Y con este cuadro quieren atraer inversión extranjera y fomentar la nacional? Este es el nudo gordiano que ni con el Asocio para el Crecimiento se podrá despegar como se debe...

Escrito por Claudio M. de Rosa.11 de Abril.Tomado de La Prensa Gráfica. 

 

La institucionalidad del país parece corroerse cada vez más, sin poner la atención debida para evitar que se llegue a un colapso con costos devastadores. Lo más grave es que como sociedad pareciera que también estamos perdiendo valores y los actos de corrupción, las mentiras y engaños y las trampas se convierten en actos comunes, dando paso a una sociedad permisiva.

La acusación de datos económicos inflados por resultados del sector agropecuario que hace el Banco Central de Reserva devela que la institución que vela por el destino económico del país no es creíble. La duda se acrecienta cuando el ajuste se hace para obtener un resultado amañado que se distancia de la realidad. Los datos agropecuarios provienen de gremiales y visitas de campo que hacen técnicos serios, apegados a métodos científicos, que se contrastan con información como variación del crédito agrícola, venta de insumos y fertilizantes, compra de maquinarias y tractores. Es vergonzoso limpiarse en técnicos con años trabajando, que cuidan su mayor capital: la seriedad técnica. Cuando al presidente del BCR se le preguntó si no cree que “¿la gente puede pensar que quien está inflando las cifras son ustedes?”, respondió: “Bueno, la duda queda”. Esto es una irresponsabilidad y un descaro. La verdad: ha habido un desplome de producción agrícola en los últimos dos años y malas políticas y errores garrafales han puesto en riesgo la seguridad alimentaria del país.

Mientras más transparente es la democracia y su sistema de elección representa la verdadera voluntad de los electores, ella es más fuerte. La Sala de lo Constitucional emitió una Resolución de Inconstitucionalidad ante el sistema de elegir diputados, pero la terquedad de no querer cambiar lleva a la aprobación de otra ley con visos de inconstitucionalidad. Extrañamente, pareciera que hacer lo correcto demanda un esfuerzo especial.

Las dos reformas que emanan del oscuro pacto FMLN-GANA, que no se discutió, ponen en duda la solvencia de la democracia, porque las Juntas Receptoras de Votos se están viciando, al tiempo que se otorgan poderes totales al presidente del TSE, lo que debilita al sistema electoral y le resta transparencia. Otro grave retroceso institucional que se debe subsanar.

Los graves pleitos entre miembros de la Corte Suprema de Justicia, que representa la columna vertebral de la institucionalidad, tampoco contribuyen a mejorar sino que debilitan la institucionalidad, al tiempo que hay una mora judicial tan grande que convierte a la justicia en una “injusticia institucionalizada”.

La Fiscalía está en entredicho y sin los recursos que efectivamente requiere, para acentuar deficiencias en su trabajo y justificar una organización paralela superior. ¿Cuáles serán los verdaderos motivos de esta señal de grave debilidad institucional?

Las graves acusaciones de corrupción en el gobierno anterior requieren ser investigadas a profundidad y si hay culpables, que les caiga todo el peso de la ley. Pero no olviden investigar los señalamientos del ex ministro Sevilla, que renunció por actos corruptos en este Gobierno en la publicidad estatal como en la entrega de paquetes agrícolas, ni la declaración del presidente Funes que investigará la CEL. Debemos detener la corrupción que desangra al país y le resta fuerzas para progresar.

La Corte de Cuentas ha perdido credibilidad por diversos actos que generan dudas de su transparencia. Esto opaca la seguridad de tener una efectiva contraloría en el uso de los recursos del Estado: de todos los contribuyentes.

Pareciera que a nadie le importa cumplir o no con las leyes. La Asamblea según la Constitución debe “elegir, para todo el período presidencial” a los Designados a la Presidencia de la República (C. art. 131, 17º), lo cual no ha hecho porque el presidente aún no propone “las ternas de personas” (C. art. 168, 16º), soslayando sus atribuciones y “obligaciones”.

El gobierno ha fallado en la focalización de un subsidio, develando desconocimiento de la racionalidad humana e ignorando la advertencia que la mala ejecución y los múltiples errores se transformarían en inflación.

Y las autoridades de gobierno se extrañan porque empeora la calificación de riesgo del país. ¿Y con este cuadro quieren atraer inversión extranjera y fomentar la nacional? Este es el nudo gordiano que ni con el Asocio para el Crecimiento se podrá despegar como se debe, porque los cimientos están peligrosamente debilitados.

Institucionalidad corroída y ¿por colapsar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.