Comentarios mas recientes

2011/04/25

LPG-Editorial-Estamos entrando en la segunda etapa del año preelectoral

 El tiempo se está volviendo el peor adversario tanto para los que gobiernan como para los gobernados, porque la ola de la realidad lo arrasa todo, como un agresivo tsunami.

Escrito por Editorial.25 de Abril.Tomado de La Prensa Gráfica. 

 

Concluido el período vacacional de Semana Santa, se inicia la segunda etapa del año, que llega hasta las fiestas agostinas, y en la cual se intensificarán los preparativos para los comicios legislativos y municipales del 11 de marzo de 2012. El tiempo político va avanzando con creciente aceleración, y eso se sentirá más durante los meses que vienen, como se ha anunciado ya con las tensiones existentes tanto en las agrupaciones partidarias como en el ámbito de la institucionalidad electoral. No es de extrañar que esto ocurra, cuando estamos en un momento especialmente complejo de la transición sociopolítica que vive el proceso nacional.

Los partidos políticos se hallan, por su parte, en una coyuntura caracterizada por la incertidumbre desafiante. No es casual que esté más adelantado que nunca el proceso partidario para la definición de candidaturas, comenzando por las municipales para pasar de inmediato a las de diputados. Como en ningún momento anterior de la posguerra, los comicios de 2012 podrían traer importantes novedades en la correlación de fuerzas en el orden legislativo, a la luz de que el bloque de derecha se encuentre más fragmentado que nunca y que habrá que ver cuál es la reacción ciudadana en las urnas frente a la situación de ambigüedad existente en las relaciones entre el FMLN y el Gobierno que dicho partido vehiculó hacia el poder.

Desde luego, no todo será electoral en los meses que se avecinan, porque durante ellos tendría que perfilarse en los hechos de manera inequívoca lo que el Gobierno, en su momento, llamó Plan Quinquenal, y que ahora ya no da más que para ser trienal, si contamos hasta los últimos momentos de la actual Administración. También en las semanas y meses inmediatos habrá que ver si estructuras que surgieron al comienzo de la gestión ejecutiva en curso, como el Consejo Económico y Social, toman cuerpo o se quedan en boceto inacabado. Y es que la concreción insuficiente parece ser una de las figuras que más se dan en el hacer gubernativo.

En verdad, a nadie le conviene que vaya quedando esa sensación, sobre todo porque es importante, y aun determinante para la buena marcha del proceso evolutivo del país, que la alternancia en el ejercicio político del poder –aun con las limitaciones que presenta la que estamos viviendo desde 2009– sea percibida realistamente como un ejercicio beneficioso, que no sólo tiende a depurar actitudes y posiciones sino que permite inyectar periódicamente energías nuevas al esfuerzo de consolidación de la democracia.

Después de agosto, de seguro se acelerarán los motores de la campaña preelectoral, que ya en verdad es siempre campaña electoral, más allá de los tiempos formales. Y eso tenderá a complicar las negociaciones políticas para sacar adelante decisiones de interés general, porque cuando están en ésas, los partidos todo lo miden con la vara de sus cálculos sobre las cifras que podrían arrojarles las urnas. Es evidente que un Gobierno nuevo, que además no está en suficiente armonía con su partido, necesita más tiempo para instalarse como tal en el plano de la consistencia programática; pero hoy eso es un riesgo agregado, porque la realidad está exigiendo hacer cuanto antes muchas cosas de índole estructural, que ya no pueden esperar.

El tiempo se está volviendo el peor adversario tanto para los que gobiernan como para los gobernados, porque la ola de la realidad arrasa con todo, como un agresivo tsunami.

Estamos entrando en la segunda etapa del año preelectoral

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.