Comentarios mas recientes

2011/04/25

EDH-Editorial-El ocaso de la revolución de las sudaderas y la pobreza

 Dejar "para mañana" lo que se debió hacer hace años, pone al desnudo el gran problema de la "revolución": tener a un tigre cogido de la cola pero que está zafándose

25 de Abril.Tomado de El Diario de Hoy.

 

"Que nadie se engañe en Cuba. La verdadera revolución se produjo cuando Fidel Castro se quitó la guerrera… tantos años de lucha para terminar en chándal (sudadera), resumen gráfico del ocaso del mito. De verde caqui Fidel era un malecón de carne y verbo y la libertad se moría en la orilla, consumida por la inmensa anatomía del hombre que controlaba las mareas. Veías una estrella en el cielo de La Habana y Fidel, de un soplo, te traía una borrasca para que dejaras de soñar. Así durante décadas, agarrados a un lema, "patria o muerte", mientras Cuba agonizaba… hasta que un día Fidel se quitó la guerrera y pasó lo que tenía que pasar: nada. En Cuba casi todo ya es nada, porque se han consumido las estrellas y no hay agua en la orilla, ni muchas ganas de nadar… Fidel en chándal es la metáfora de un país con el cielo de piedra…" (ABC de Madrid).

A confesión de parte, relevo de prueba: es el mismo Raúl Castro quien señala la necesidad de cambiar de rumbo, que regaña a los que se aferran a esquemas anquilosados, que pide una renovación generacional pero que nombra, como segundo al mando, a un individuo de ochenta años que estuvo a su lado en la teatral campaña de la Sierra Maestra.

Quieren soltar pero no se atreven a soltar, con lo que la crisis en todos los órdenes irá profundizándose hasta que reviente, con riesgo de que se produzca una carnicería que opaque lo que actualmente sucede en Libia.

Ninguno de sus logros puede fotografiarse

Dejar "para mañana" lo que se debió hacer hace años, pone al desnudo el gran problema de la "revolución": tener a un tigre cogido de la cola pero que está zafándose. Ni el ejército ni la banda que controla el régimen ni la burocracia que fue incapaz de resolver nada en medio siglo saben lo que será de ellos al desplomarse la dictadura pero no son ajenos a lo que está sucediendo en Egipto, donde todas las principales figuras que apuntalaron a Mubarak están en la cárcel enfrentando procesos por corrupción y complicidad en homicidios.

A fin de cuentas los castristas sentaron la regla para castigar a sus predecesores: los asesinaban en los paredones sin darles el beneficio de un juicio ni la posibilidad de defenderse. Sus enemigos ahora son todos los que pasan hambre, que son constantemente acosados, que están siempre expuestos a sufrir condenas de veinte y treinta años, que no pueden reunirse sin que los interroguen y que tampoco pueden viajar dentro de su propio país sin estar autorizados para ello y tener un pasaporte interno.

Lo que siempre asombra en esto de la "revolución cubana" es el cinismo, o la ceguera, o la falta de entendederas de los que sostienen que Cuba no sólo ha resuelto los problemas sociales --lo que no puede fotografiarse, como no es posible tomar un video de lo feliz que están los cubanos al tener salarios de veinte dólares al mes--, sino que afirman que Cuba está a la par de los países más prósperos del mundo.

Goebbels, el inventor de la propaganda política, dijo que repetir una mentira mil veces la convertía en verdad. Sus mentiras terminaron por destruirlo a él y a un país fulgurante.

elsalvador.com, El ocaso de la revolución de las sudaderas y la pobreza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.