Comentarios mas recientes

2011/04/11

Contra Punto-¿Cuándo será el momento para el FMLN? - Noticias de El Salvador - ContraPunto - Noticias de El Salvador - ContraPunto

 El partido de izquierda se cierra a avances cruciales para la democratización del país mientras pierde contacto con la sociedad civil  

Por Fernando de Dios.11 de Abril.Tomado de Contra Punto.

SAN SALVADOR – El Salvador se encuentra en un momento que podría ser el inicio de cambios más profundos hacia la democratización del país. La sola alternancia en el poder que se produjo sin drama alguno en 2009 es un peldaño importante que fue superado con éxito.

Sin embargo, más pareciera que los sectores que llevan trabajando por esos avances durante años se están encontrando con una resistencia inesperada del único partido que se califica a sí mismo de izquierda, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Tras años de debates internos que propiciaron la salida de sus filas de algunas figuras históricas, la estabilidad ideológica parece haber llegado al partido, aunque los disensos no desaparecen del todo.

En una entrevista concedida a ContraPunto en octubre pasado, el coordinador general del FMLN, Medardo González, respondía a una pregunta sobre si el partido tenía entre sus objetivos programáticos algún cambio en el modelo de Estado.

González respondió que de momento les bastaba con que se cumpliera la Constitución de la República y que seguían pensando que la Fuerza Armada debía desaparecer en El Salvador, lo que levantó una buena polvareda gracias a los medios de derecha, tras lo cual tuvo que matizar su posición.

Aunque pasó más desapercibido, en esa misma respuesta el dirigente efemelenista dijo lo siguiente:

“Creemos que la democracia en El Salvador debería transitar hacia una democracia menos representativa y convertirse en una democracia más directa, donde las personas tengan más participación. Por supuesto que el FMLN está dispuesto a trabajar en un esquema de este tipo. Pero cada cosa a su tiempo”.

Este asunto es uno de los polos de debate interno, aunque más en la forma de alcanzarlo que en el fondo del asunto, ya que lo han venido repitiendo dirigentes del partido desde hace años.

Sin embargo, en referencia a las listas abiertas y desbloqueadas y las candidaturas independientes, da la sensación de que el Frente está perdiendo una oportunidad de oro para demostrar que esas afirmaciones no son sólo palabras.

Una vez ha tenido la posibilidad de realizar un avance relevante en la construcción de la democracia en El Salvador, el FMLN se ha cerrado en banda, ha promovido y aprobado reformas que no sirven para ese cometido y ha respondido al veto de Mauricio Funes al decreto que las plasmaba acusando al presidente de responder a presiones de la derecha.

Decía Medardo que ellos querían que las personas tengan más participación en la democracia.

“El veto tiene el propósito de anular el valor del voto por el partido y privilegiar el voto por las personas individuales. Ese es el fondo del asunto”, decía el secretario de Comunicación del Frente, Roberto Lorenzana, la pasada semana en Radio Maya Visión.

Pero no lo celebraba, como cabría esperar, sino que lo calificaba de “situación muy grave” y afirmaba que esto ocurría porque la bandera del FMLN es la que más apoyo tiene y la de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), está más desprestigiada que nunca.

Argumentos maniqueos para una situación en la que el presidente interpretó que los diputados no han hecho lo que debían, que era legislar de acuerdo al mandato emanado de la sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) emitida en agosto de 2010.

Si el Frente quiere avanzar realmente en la construcción de la democracia, ¿qué mejor manera que aprovechar esta sentencia histórica y revolucionaria para hacerlo?

Una de las tradicionales voces discrepantes dentro del FMLN, el alcalde de Santa Tecla, Óscar Ortiz, valoró el veto presidencial como algo normal en el proceso de creación de una ley y calificó de “respetables” los argumentos de Funes.

También consideró que “todo lo que podamos hacer para abrir las posibilidades a que el ciudadano participe de manera más activa, y a que el ciudadano se integre de manera más plena, es bueno para todos, es bueno para democracia”.

Cambio de camisa

Rafael Lorenzana, quien como presidente de Movimiento Independiente pro Reforma Electoral (Mire), fue firmante de varios documentos al principio de la pasada década junto al fallecido Shafik Handal, en los que éste y su partido se comprometían a impulsar reformas electorales, señala ese cambio de rumbo preocupante por parte del FMLN.

Lorenzana recuerda que, resultado de esos compromisos, el partido llegó a presentar distintos recursos ante la CSJ que proponían la elección por medio de listas abiertas y desbloqueadas, entre otras cuestiones.

“Y ahora esta nueva dirigencia están atacando completamente todo lo que en aquel momento promovieron”, señala el hoy vicepresidente de Mire.

En opinión de Roberto Cañas, firmante de los Acuerdos de Paz y analista político, el veto del presidente es “una medida correcta que atiende a una cosa que no tiene vuelta de hoja, que es la sentencia de la Corte Suprema de Justicia”.

Desde su punto de vista, la defensa a ultranza que está haciendo el FMLN del artículo 85 de la Constitución de la República, “que fue hecho por (Roberto) D´Aubisson para soldar, para hacer un artículo pétreo cuando el FMLN Histórico estaba alzado en armas”, es algo errado, y se debería promover una reforma a ese punto para poder avanzar en la democratización del país.

De hecho, Cañas cree que “el camino debe de ser, y la ciudadanía lo debe entender así, hacia una democracia más profunda, más completa. Hay que entender que El Salvador tiene uno de los sistemas políticos más atrasados de América Latina, todavía con un Tribunal Supremo Electoral que está partidizado, sin una Ley de Partidos Políticos, sin un voto en el exterior…”

De modo que la sentencia de la CSJ es “apenas un pequeño paso en la gran marcha hacia a construcción de la democracia en El Salvador”, algo para lo que hay que superar la partidocracia, según el analista.

Alejado de la sociedad civil

Pero no es esta la única oportunidad que está dejando pasar el Frente en este momento que vive el país. La unión sin precedentes de la sociedad civil debería ser algo celebrado y aplaudido por el partido que dice ser del pueblo.

En la celebración de los 30 años desde la formación del FMLN, el 10 de octubre de 2010, uno sus líderes más carismáticos, el vicepresidente de la República y ministro de Educación, Salvador Sánchez Cerén, afirmaba que debían buscar alianzas con otros sectores de cara a las elecciones municipales y legislativas de 2012.

Sin embargo, ante la posición de las organizaciones de la sociedad civil en torno al decreto de reformas electorales y el veto del presidente, se torna en descalificación lo emanado de la cúpula del partido, con expresiones que faltan al respeto de esas organizaciones y además están fuera de la realidad.

El hecho de que se hayan unido en un frente común organizaciones de todo tipo y condición, de izquierda y de derecha, ha sido calificado por dirigentes del Frente como algo sin representatividad.

Pero no solo eso, sino que además, una vez se incorporaron organizaciones como la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), la Cámara de Comercio o la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), con una innegable tradición de apoyo a la derecha y los intereses oligárquicos, el FMLN hace de éstas las únicas organizaciones relevantes, relegando al ostracismo a todas las demás, que son más numerosas y ni son de derechas ni defienden los mismos intereses.

“Parece que para el FMLN son de derechas todos aquellos que apoyan en última instancia el dictamen de la Corte y son de izquierdas los que no lo apoyan o no apoyan la forma en que lo vetó el presidente”, señala Roberto Cañas.

Dice el Frente que es el partido del pueblo, pero está perdiendo la oportunidad de acercarse a la plataforma ciudadana más importante que se ha dado desde la década de la guerra.

Además, la sociedad civil es, en su mayoría progresista. Aquellos que se organizan suelen hacerlo con la mirada puesta en mejoras para la ciudadanía, en un mejor reparto de la riqueza, en más justicia social, en menos violencia y delincuencia, en más transparencia y mejor uso de los recursos públicos.

En definitiva, la mayoría de estas organizaciones, integradas por profesionales de ámbitos variados, suelen ser, aunque no partidarias, de izquierdas, si por ser de izquierda se entiende defender los valores y objetivos antes mencionados.

Por tanto, se está alejando de la ciudadanía, con el agravante de que sus argumentos son burdos y fácilmente rebatibles por cualquier representante de estas organizaciones.

Rafael Lorenzana considera que la afirmación que hace el Frente de que se está intentando desvirtuar a los partidos políticos, algo que en otros países ha llevado a procesos personalistas, como en Venezuela, Bolivia o Ecuador, es insostenible.

“Lo que pasó es que a los partidos políticos la credibilidad se les agotó en Venezuela y por eso tienen a un (Hugo) Chávez que ellos (el FMLN) tanto le defienden. Ahora lo están queriendo utilizar como un a excusa para que nosotros nos asustemos y digamos, nos va a caer un Chávez si no dejamos que los partidos sigan haciendo lo que quieren”, señala Lorenzana.

El vicepresidente de Mire afirma que en el transcurso de los últimos meses, las organizaciones de la sociedad civil han experimentado un proceso de homologación de objetivos en el que han debido superar prejuicios y reservas entre ellas.

No obstante, en referencia al cambio de registro de las entidades de derecha, afirma que “la posición de estas gremiales ha cambiado radicalmente, y como ha cambiado en beneficio de lo que quieren las mayorías, nosotros las aceptamos”.

Piensa que el Frente se equivoca al afirmar que están defendiendo los intereses partidarios de ARENA, “porque las organizaciones venimos defendiendo esto desde hace mucho tiempo”, aunque no niega que ARENA esté “queriendo sacar raja”.

Además, Lorenzana recuerda que el decreto vetado fue aprobado por el FMLN con el apoyo de tres partidos que son de derecha, como son el Partido de Conciliación Nacional (PCN), el Partido Demócrata Cristiano (PDC) y la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA)

En cuanto al argumento de que la del Frente es la bandera con más representación, atribuyéndole hasta un millón de votos, el vicepresidente de Mire recuerda que “ahí hay 300.000 o 400.000 (votos) que son de Mauricio Funes”.

La izquierda no es patrimonio del FMLN

Roberto Cañas, considera que el FMLN no puede arrogarse la exclusiva de la representatividad de la izquierda del país.

“Hay que abrir la mente a la idea de que la izquierda no es solo el FMLN, o las izquierdas; hay una izquierda artística cultural, hay una izquierda académica intelectual, hay una izquierda cristiana en la iglesia popular, hay unas personas de una izquierda juvenil. ¿Dónde está planteado que la izquierda se reduce y las transformaciones son monopolio (del FMLN)? Ni la izquierda es monopolio del FMLN ni las transformaciones sociales tampoco”, sentencia Cañas.

El analista señala que en El Salvador, como en muchos otros países de América Latina “además de partidos políticos hay movimientos políticos que tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones que un partido”.

Sin embargo, debe vencer las barreras que imponen las cúpulas partidarias, “que no quiere abrirse a entender que las formas de la participación y de la gestión ciudadana van más allá de los partidos”.

Por ello, Cañas opina que “lo que debería hacer el FMLN es aprobar una democracia directa, donde exista una manera de que se pueda fiscalizar la gestión de los funcionarios públicos y que existan formas como los referéndums revocatorios de mandato. De eso estamos hablando, de profundizar la democracia, no de qué candidato va en la lista”.

La cuestión es: ¿cuándo será el momento adecuado para el FMLN para avanzar hacia esa democracia real?

¿Cuándo será el momento para el FMLN? - Noticias de El Salvador - ContraPunto - Noticias de El Salvador - ContraPunto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.