Comentarios mas recientes

2011/04/10

EDH-Discusiones en dos planos

 Luis Mario Rodríguez R.10 de Abril.Tomado de El Diario de Hoy.

 

La discusión seria, madura y responsable sobre los posibles cambios en la Corte de Cuentas de la República, el conflicto interno en la Corte Suprema de Justicia y el rediseño electoral, depende en gran medida de la actitud de quienes defiendan una u otra posición. Si se avanza en los tres aspectos señalados, el sistema político podría sufrir una profunda y positiva transformación. Por ello es necesario debatir transparentemente, en el plano técnico, académico y democrático y no en el ideológico, las razones por las que algunos prefieren que nada cambie frente a los otros que persiguen empoderar al ciudadano. También deben separarse las personas de los problemas. Cuando las discusiones han llegado al límite de trastocar el respeto personal, entonces el avance institucional se pone en riesgo. Se puede no estar de acuerdo en el planteamiento del contrario, pero es la argumentación y no las ofensas o la desacreditación la que debe orientar finalmente la última decisión.

En el caso de la Corte de Cuentas no se trata de los funcionarios, sino de los mecanismos por medio de los cuales éstos son electos. Elegir por mayoría simple (43 votos) y no por calificada (56 votos) a los magistrados, impide la necesaria y sana deliberación entre todos los partidos políticos y la sociedad civil sobre los perfiles de aquellos aptos para dirigir la institución. Asimismo concentrar las decisiones en la figura del Presidente y no en un cuerpo colegiado, puede ser un incentivo para la toma de decisiones, que probablemente estarían mejor fundamentadas con el concurso de varios.

La reforma electoral, parte esencial de la reforma política, es otro debate en que la atención se está desviando al terreno estrictamente partidario y personal. Si un aspecto se ha cuidado celosamente en este proceso ha sido el respeto hacia los partidos políticos y sus principales liderazgos. Esta decisión ha motivado que en las posiciones institucionales de centros de pensamiento como FUSADES, se evite totalmente el señalamiento de personas, la relación de las malas o buenas decisiones de los diputados en las legislaturas pasadas y la respuesta a las diferentes menciones que se han hecho acerca del pasado profesional o político de los diferentes voceros institucionales. El enfoque ha sido fundamentalmente orientativo, académico y legal. Se ha reconocido el impacto que el rediseño electoral causa en los partidos y por esa razón se sugirieron diversas opciones para cumplir a cabalidad la sentencia de la Corte Suprema de Justicia. Ojalá prevalezca la cordura y la sensatez en sustitución de las ofensas, las insinuaciones y las estrategias oscuras que persiguen confundir a la población.

El conflicto al interior de la Corte Suprema de Justicia es otro en el que debemos hacer un llamado de atención. El máximo tribunal de justicia es uno solo, conformado por cuatro salas y no por dos grupos, "los once" y "los cuatro". Como Órgano fundamental del Estado, su obligación es administrar pronta y cumplida y justicia, garantizando la necesaria seguridad jurídica que exigen inversionistas nacionales y extranjeros. No se necesita escudriñar ni acceder a información confidencial para entender que en los últimos dos años, el trabajo de la Sala de lo Constitucional ha dado un salto de calidad.

La reducción de la mora judicial, los fallos relacionados con la institucionalidad democrática y el fomento a la transparencia, el impulso a la depuración judicial y el rescate de la independencia de poderes, son sólo algunos de los logros que vale la pena destacar. El incidente que motivó la denuncia ante la Fiscalía General, lamentable desde todo punto de vista, estuvo precedido de señales que nos indican que las diferencias tienen solución. Hubo acuerdos de Corte Plena en el que votaron "los cuatro" y varios de "los once". En otras palabras, en el transcurso de los dos años de la nueva Sala de lo Constitucional han existido entendimientos. Ni la justicia ha estado paralizada ni los magistrados han pasado el día a día pensando en cómo perjudicar el trabajo de las otras salas. Si con la denuncia se tocó fondo, es momento del "rebote" y de encontrar los espacios, solos o con la ayuda de mediadores, en los que se anteponga el interés común por sobre las posiciones personales, sin que ello represente la violación de procesos legales.

La actitud es importante. Lo es quizás en mayor grado que las buenas ideas y las propuestas técnicamente viables. Sin una buena actitud y disposición a negociar, los acuerdos de paz no habrían sido posibles, a pesar que sobre la mesa existiera el deseo y la voluntad de terminar el conflicto. También en la solución de los problemas influyen la presión pública y las circunstancias coyunturales. A casi dos décadas, nuevos retos exigen un comportamiento responsable por parte de todos: partidos, gobierno, sociedad y grupos de interés. Lamentablemente nada será posible si el rechazo a los avances democráticos, más que razones entendibles tienen a la base el temor de perder privilegios.

elsalvador.com, Discusiones en dos planos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios que incluyan ofensas o amenazas no se publicaran.